Los redactores del PGO con los propietarios de los inmuebles protegidos

Por enero 24, 2018Noticias Prensa

El concejal de Urbanismo de Noreña, Pelayo Suárez, anunció ayer que los técnicos están ultimando los informes necesarios para comenzar a trabajar la respuesta a las alegaciones presentadas a la aprobación inicial del Plan General de Ordenación (PGO) y en la que habrá dos partes, una por grupos o temas y otra individual, señalando su estimación o desestimación en base al ordenamiento jurídico.

Aunque no quiso adelantar plazos, el edil confirmó que las gestiones correspondientes a esta nueva fase del proceso «están muy avanzadas», tras la recepción del informe emitido por la Dirección General de Patrimonio. «Solo queda terminar de adaptar los informes sectoriales y comenzaremos con las alegaciones», añadió.

De esta forma, se desbloqueará la cuarta fase del PGO, en la que se elaborará el documento de aprobación provisional que incorporará las correcciones necesarias. Asimismo, una vez aprobado por el Pleno, se remitirá a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), último paso para lograr la aprobación definitiva. El último trámite que se llevó a cabo en relación con el PGO de Noreña -iniciado en 2008, bajo el mandato del socialista César Movilla-, fue la aprobación inicial en marzo 2016.

Asimismo, el concejal de Urbanismo visitó ayer, junto a sus propietarios, varios de los edificios catalogados que requieren una intervención urgente. «El objetivo es aprovechar el PGO para evitar que acaben en ruina, conocer las demandas de la propiedad y estudiar las posibles soluciones», explicó. A la visita también acudieron los concejales Unai Díaz, del PSOE; Toño Martínez, de Conceyu; Cristina Sánchez, de IU y Márian Velasco, del PP.

El Comercio